Música

La música ocupa un lugar esencial, si bien discreto y poco conocido, en la obra de Lanza del Vasto. Su sentido de la armonía no podía dejar de lado esta dimensión tan profunda de la condición humana.

Lanza del Vasto y Chanterelle

Con su joven esposa Chanterelle, dotada de una larga formación musical y de una voz excepcional, se interesó muy pronto a los viejos cantos populares y a la música medieval, tanto religiosa como profana. Compuso numerosas armonías de antiguos cantos, en particular: gregorianos y cánticos bíblicos. Musicó varios de sus poemas, y su teatro contiene cantos corales poderosamente evocadores.

El Cancionero popular, publicado ya en 1947, seguido de La Fileuse à la rose en 1968, dieron a conocer cantos de diversas regiones de Francia, montados a dos o tres voces : « La belle si tu voulais », « Rossignolet des bois », « Entrez la belle en vigne », « Las j’ai rêvé », « Le grand pré de la combe » y otros más, cuya simplicidad conmovedora los hace inolvidables.

El disco de 33 revoluciones Troveros, trobadores y gregoriano, en el que resuena magníficamente la voz de Chanterelle, obtuvo en 1959 el Gran Premio del Disco de la Academia Charles Cros. Se pueden escuchar aquí cuatro extractos: el Aleluya de san José, el de san Juan-Bautista, y dos en honor a la Virgen María.

El aleluya de san José

El aleluya de san Juan Bautista

El aleluya del 8 de diciembre

El aleluya Stabat Sancta Maria

El disco de 45 revoluciones titulado El Arca. Aleluya-Psallite, grabado en 1969, nos da a escuchar las bellas armonizaciones de dos cantos mayores de la liturgia latina: para la fiesta de la Pascua y Veni Sancte Spiritus para la fiesta de la Pentecostes, así como un cántico rítmico y original: el Psallite. Pueden escucharse aquí:

Victimae paschali

Veni Sancte Spiritus

Lanza del Vasto y Chanterelle

Cada día, en su habitación de arriba, Chanterelle enseñaba el canto gregoriano a quien lo deseara. Durante las fiestas y los campamentos de verano, el canto jugaba un papel importante y favorecía la unidad. Compañeros del Arca tales Clara Cortázar, Laurence Ferrand, Michèle Le Corre, Marie-Pierre Bovy, se han esmerado en transmitir este legado.

La comunidad del Arca conserva y perpetúa hoy día los cantos transmitidos por su fundador, a la vez que le ha dado la bienvenida a cantos procedentes de otros horizontes. La forma modal y el carácter tradicional de este patrimonio conforman su unidad y le aseguran una belleza perenne.

Otras propuestas musicales de Lanza del Vasto serán próximamente ofrecidas on-line. Confirmarán que esta parte de su obra, a la que hasta hoy no se le ha prestado mucha atención, merecería ser más conocida y difundida. Musicólogos hallarían en ella materia para fructuosos estudios. La puesta en archivo de las partituras conservadas y su clasificación sistemática que aún no se ha realizado, están en curso. ¿Quién ayudará a la Asociación a realizar este gran proyecto?