• Tú también puedes aportar tu testimonio
  • La irradiación espiritual de Lanza del Vasto

    Enero 2015, me encuentro en la biblioteca de Tortosa y caigo sobre Pelegrinatge als origens (edición catalana) de Lanza del Vasto. Me maravilla… ¿quién es este hombre? ¡Qué claridad!, ¡qué profundidad, agudeza y transparencia!, signos de vida y de transmisión...

    Suzanna Duguy
  • Cerca de él a su muerte…

    La primera vez que vine a la Borie Noble, Shantidas estaba muy enfermo. Tenía una neumonía pero no quería tomar antibióticos. Como era enfermera, Chanterelle me sugirió cuidarle y acepté.

    Maïté ETCHEGARAY
  • Un encuentro que deja huella

    Tal y como lo he señalado en muchos reportajes y libros (soy periodista y autor), tuve la suerte de conocer a Lanza en los años 70, y me dedicó su libro, principal para mí: Técnica de la No-violencia, con una muy bella firma estilizada.

    Pierre GUELFF
  • Una velada inolvidable

    ¡Qué noche! Sí, pues al final, en el hall de entrada, nos esperaba una gran sorpresa: un hombre de impresionante presencia estaba allí, sentado las piernas cruzadas directamente en el suelo, y muchas personas también allí estaban escuchándole.

    André LOMBARD
  • Una palabra evidente

    Recuerdo con gozo las fiestas siempre alegres en Pierre Dure, a Shantidas sentado sobre la hierba en medio de las rocas de este valle, rodeado de todos los que habían venido a escucharle, atentos a esta palabra evidente, tranquila, nunca sentenciosa, ¡a menudo divertida!

    Martine BAGOUET
  • El director de escena

    Mi abuela vivía en Ceilhes, al lado del Arca. Tenía 13 años cuando vi a los “no-violentos” por primera vez. En el pueblo no se hablaba del Arca sino de los “no-violentos”, con cierto respeto de hecho, porque aquellas gentes “tenían estudios”.

    Gérard SENTOU
  • La llama de antaño

    Descubrí a Lanza del Vasto por azar en la biblioteca de mi madre, y el único libro que he leído suyo, es, si recuerdo bien: Principios y preceptos del retorno a la evidencia. Me llamó mucho la atención el tono de este escrito, la libertad del autor. Envidié esta escritura que me hubiese gustado yo…

    Anne Marie BENTO
  • El Evangelio en el día a día

    Jean Biès, mi profesor de Letras en el instituto durante tres años, fue el primero en hablarme de Shantidas. Le conoció muy bien y ha escrito un libro: Dialogué con los buscadores de verdad, en donde habla de él. En 1972, me mostró su tesis oficial, Literatura francesa y pensamiento hindú, donde narra su encuentro…

    Anne-Marie FONTAINE
  • Era un hombre sencillo

    Charles y yo hemos crecido en el mismo pueblo. Mis padres eran comerciantes y los de Charles servían en un castillo: él como chófer, y ella de cocinera. Cuando dejaron el castillo se convirtieron en nuestros vecinos. Es cuando nos casamos, y seguíamos trabajando en los mercados con los padres.

    Jeannette Legland