• Tú también puedes aportar tu testimonio
  • Su hablar era a la vez simple y muy profundo

    En 1975, participé en un campamento de verano del Arca en los que Lanza daba él mismo las charlas. A pesar de unas formas exteriores que no me atraían especialmente (trajes, gregoriano…), me resonaron poderosamente la invitación a una vida sencilla, la lectura de Umbral de la vida interior y la coherencia de vida: un…

    Nicole Robin, llamada “Fleur”
  • Shantidas, un sabio en la acción

    Mi encuentro con Shantidas y Chanterelle remonta al verano de 1971 en la Borie-Noble, a raíz de una lectura de El Hombre libre y los asnos salvajes, libro que me impactó mientras cumplía con el servicio de la cooperación en Argelia. Todo cuanto emanaba de este hombre...

    Michel Leterrier
  • El influjo de Lanza en Bélgica

    Estando por aquel entonces en búsqueda espiritual y comunitaria, tuve la fortuna de encontrarme en 1971 con Georges Papadimitriou-Demaître que me dio a conocer el movimiento del Arca del que era uno de los iniciadores en Bélgica. Enseguida me suscribí a la revista Mutaciones y en los años que siguieron, participé de los encuentros en…

    Fernand Samsoen
  • La irradiación espiritual de Lanza del Vasto

    Enero 2015, me encuentro en la biblioteca de Tortosa y caigo sobre Pelegrinatge als origens (edición catalana) de Lanza del Vasto. Me maravilla… ¿quién es este hombre? ¡Qué claridad!, ¡qué profundidad, agudeza y transparencia!, signos de vida y de transmisión...

    Suzanna Duguy
  • Cerca de él a su muerte…

    La primera vez que vine a la Borie Noble, Shantidas estaba muy enfermo. Tenía una neumonía pero no quería tomar antibióticos. Como era enfermera, Chanterelle me sugirió cuidarle y acepté.

    Maïté ETCHEGARAY
  • La no-violencia afianzada en Dios

    Lo que más me impresionó y todavía sigue impresionándome en Lanza del Vasto, es la no-violencia afianzada en Dios. Dios es el NO-VIOLENTO encarnado en Jesús y en todos los grandes espirituales, y es a través de ella que saldremos del infierno mundializado. Es una alegría ver al papa Francisco...

    Marie-Pierre BOVY
  • Me defino como su discípulo

    Fue en 1971 (tenía 20 años) cuando descubrí con emoción y entusiasmo la obra de Lanza del Vasto. Poco a poco, empezando por Principios y Preceptos del retorno a la evidencia, luego por La Peregrinación a las fuentes, acabé por leer todos sus libros antes de mi encuentro con él en la Borie-Noble durante el…

    Père Bertrand BOUSQUET
  • Un encuentro que deja huella

    Tal y como lo he señalado en muchos reportajes y libros (soy periodista y autor), tuve la suerte de conocer a Lanza en los años 70, y me dedicó su libro, principal para mí: Técnica de la No-violencia, con una muy bella firma estilizada.

    Pierre GUELFF
  • Una velada inolvidable

    ¡Qué noche! Sí, pues al final, en el hall de entrada, nos esperaba una gran sorpresa: un hombre de impresionante presencia estaba allí, sentado las piernas cruzadas directamente en el suelo, y muchas personas también allí estaban escuchándole.

    André LOMBARD