La Cifra de las cosas

1942

Compilación única en la cual Lanza del Vasto reunió lo esencial de su obra poética. Enriquecida, en el transcurso de los años, con textos y comentarios, representa mucho más que una obra literaria. El autor pone en obra una visión del mundo atenta a sus armonías, sus correspondencias, su profundidad espiritual y simbólica. Así el poema que la inaugura, la Vidriera, aparece como una meditación metafísica sobre el sentido de la existencia humana. Mas el alcance religioso de este texto y de muchos otros no le resta nada a la sensibilidad carnal con la cual Lanza celebra la belleza del cuerpo femenino, del árbol, de los montes bajo el cielo…Varios poemas en forma de autorretrato (« El Soliloquio de Uccello », « Retrato de Chrysogone ») son ricos en contenido filosófico.

Presentación
Desde su primera edición en 1937, este libro ha sido corregido y ampliado varias veces hasta la cuarta edición de 1972 que contiene en apéndice comentarios de Luc Dietrich y cantilenas de Lanza del Vasto.

Tanto los primeros como los últimos poemas de la compilación testimonian de la fe del autor en el más allá y la resurrección. Los demás poemas ponen la mirada sobre el mundo y la diversidad de las criaturas: plantas, animales, hombres, paisajes. Por todo el universo trata el poeta de penetrar la esencia de las cosas y de los seres.

«Y me deslicé bajo la corteza de los árboles,
Cerré tras de mí mil párpados verdes
Y de un solo trago bebí el éxtasis vegetal.”

¿Cómo caracterizar el estilo poético de Lanza del Vasto? La largada de sus versos es bastante libre pero su ritmo es regular, lo mismo que las rimas y sobre todo las asonancias. Incluso en prosa, el autor está siempre atento a lo que denomina: “la rima interior”.

Por otro lado su lengua evita todo manierismo y oscuridad, prefiriendo ser concreta y clara, aunque rica en símbolos. Así en el cuarteto titulado: « La casa de viento » :

« Tengo mi casa en el viento sin memoria,
Tengo mi saber en los libros del viento,
Como la mar tengo en el viento mi gloria,
Como el viento tengo mi fin en el viento.»

Más solemne, citemos este otro cuarteto titulado « Credo »:

« Creo en Ti, Dios que duermes en la piedra,
Sueñas en el árbol, aspiras en la bestia,
Amas en el hombre. De eso mueres. Y cuya cabeza
Perfora el cielo y pasa la luz.»

La poesía, en efecto, tiene para Lanza un alcance espiritual e incluso eterno, tal como lo sugiere en el “Liminar” de este libro:

« … Estas palabras no son viento batido
Pues ninguna de ellas delira o miente,
Antes bien mi cuerpo sin carne salido
Para adelantarse al Día del Juicio, realmente. »

Así el poema es el “cuerpo de gloria” del poeta, su rostro transfigurado. Si tal es, podemos pensar que la poesía de Lanza del Vasto tiene futuro y le sobrevivirá –aunque no corresponda a la moda presente sibilina y algo “deconstruida”. Lanza es un “clásico”, mas ¿acaso no es esto garantía de perennidad?

RESEÑA BIBLIOGRÁFICA

La Cifra de las cosas. Marseille : Robert Laffont, 1942. 2 volúmenes de 120 páginas cada uno

Par Lanza del Vasto.
Type d'ouvrage : Compilación.
Réédition(s) :2ª ed., Paris, Robert Laffont, 1946, 242 p. ; 3ª ed., revisada y ampliada, con el comentario de Luc DIETRICH y las Cantilenas, París, Denoël, 1953, 318 p. ; 4ª ed., revisada y ampliada, París, Denoël, 1972, 336 p..