Actualidad

Reedición: las facetas del cristal

Las facetas del cristal son una serie de conversaciones entre Lanza del Vasto y Claude-Henri Roquet que tuvieron lugar en 1978 en la Borie Noble. La Asociación de los Amigos de Lanza de Vasto tenía un especial interés en reeditar estos intercambios. Hecho.

Las facetas del cristal - Lanza del Vasto

El prefacio de Daniel Vigne, presidente de la Asociación de los Amigos de Lanza del Vasto

La noche del 23 al 24 de marzo de 2016, Claude-Henri Rocquet terminaba sus días en París, en su casa. Sobre su despacho cargado de libros, de poemas y de imágenes, los borradores de esta obra estaban en curso de relectura. Perdíamos a un hermano en espíritu, de intensa vida interior y apasionado amor a la escritura. Todos sus amigos podrían dar testimonio de ello: este gran amante de la vida, este “mago del verbo”, acogía cada rostro con una simpatía fervorosa, y una intensa generosidad. Hombre de palabra, sabía despertar el gusto por ella en la misma medida en que la saboreaba. Su bibliografía confirma la diversidad de sus talentos: poesía, teatro, relatos, ensayos, escritos sobre el arte, conversaciones...

Lanza del Vasto nos dejaba el 5 de enero de 1981, en vísperas de la Epifanía, al término de una vida sorprendentemente múltiple y, sin embargo, profundamente unificada. Poeta, narrador, novelista, dramaturgo, pero también pensador social, exégeta de la Biblia, guía espiritual, fundador de comunidad,  filósofo, metafísico, músico, compositor, dibujante, escultor, orfebre... “Poseéis un diamante de numerosas caras reflejándose las unas dentro de las otras” le predijo Simone Weil en 1942. Esta imagen es la que ha dado título al presente libro. Escrito poco antes del fallecimiento del autor, es un precioso testimonio para el lector. Sin solemnidad, mas con una bella maestría, Lanza del Vasto recapitula libremente en él, al hilo de la conversación, casi todos los aspectos de su obra multiforme.

Esta nueva edición de Las facetas del cristal, la anhelábamos desde ha tiempo. Se justifica plenamente en el momento en el que la figura de Lanza del Vasto regresa con fuerza, redescubierto por nuestros contemporáneos como el auténtico profeta que fue. ¡Sobre cuántas cuestiones cruciales y retos sociales aparece hoy como un faro proyectando a lo lejos una insustituible luz! Apóstol de la no-violencia, única respuesta verdadera a las distintas formas de terror que nos amenazan. Precursor de la ecología, en el sentido pleno de una ecología “integral”. Pionero del diálogo interreligioso, tan lejos del fanatismo como del sincretismo. Testigo y protagonista de un modo de vida que vuelve a poner al hombre en el centro del sistema. Portador de una espiritualidad sobria y sabia, que puede realmente reorientar nuestra alma extraviada.

 

Cierto es que el Arca que fundara no ofrece ya la imagen de una comunidad inmutable, ajena al tiempo y a la historia. Cambió por elección y por necesidad; se ha flexibilizado y ampliado. Comparte hoy con otros movimientos, que a menudo anticipó y suscitó, la ardua tarea de abrir vías al porvenir. Pues avanzamos todos las manos desnudas hacia tiempos difíciles y desafíos inquietantes. Sin embargo, ¡qué buena cosa es ser precedido en este esfuerzo por un hombre tal como Lanza del Vasto! Aquel que Gandhi nombrara  “Servidor de paz”, nos abre un camino de lucidez, sencillez y evidencia. Aquello que “brillaba en él como un cristal”, nos lo confía como una joya por transmitir, una estrella señalando el rumbo.

La primera edición de las Facetas del cristal precisaba que tal estilo oral, reflejo de las grabaciones iniciales, hubiese sido revisado por Lanza del Vasto si una vida más larga le hubiese dado el tiempo para ello. Esta nueva publicación atenúa la repetición o familiaridad en el discurso, sin modificar en nada su palabra. De igual modo, no se han retomado algunos de sus poemas que cita, ni tampoco ciertas páginas de las Etimologías imaginarias, inéditas por aquel entonces y publicadas en 1985. Pues esta obra está viva: desde 1981, se han publicado diez libros póstumos, se han organizado varios coloquios, y numerosos trabajos han empezado a profundizar en su pensamiento. Bajo la responsabilidad de la Asociación de los Amigos de Lanza del Vasto que tiene por misión la salvaguarda de dicho pensamiento, el mensaje que nos entrega continúa haciendo su camino.